Foto: Instituto de Estudios Interculturales – Universidad Javeriana de Cali

 

La Delegación de la Unión Europea en Colombia, Rimisp, la Fundación Avina y la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, apoyarán los procesos de construcción de paz territorial en el Norte del Cauca y Alto Patía.

El Acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC, puso en agenda nacional la necesidad de un desarrollo rural con enfoque territorial que promueva la construcción de paz y el empoderamiento de las regiones en la determinación de su propio desarrollo, territorios afectados históricamente por el conflicto armado, y que conforman una de las subregiones PDET. “Estamos viviendo un momento trascendental para el país, donde los esfuerzos se hacen cada vez mayores y exigen cada vez más información de calidad y diálogo entre diferentes actores. Para ello es necesario contar con una fuente de información independiente al Gobierno que haga seguimiento a los Acuerdos de Paz, pero que al mismo tiempo permita a las organizaciones sociales, no solo participar e incidir en su implementación y seguimiento, sino en el debate público en torno a la construcción de paz”, afirmó Ángela Penagos, directora de Rimisp en Colombia.

Es así como Rimisp- Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, el Instituto de Estudios Interculturales de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali y la Fundación Avina, con la financiación de la Unión Europea, inician un proyecto que busca contribuir al desarrollo de las capacidades de la sociedad civil para que participen de manera incidente en los procesos democráticos de construcción, implementación y seguimiento de los resultados derivados del Acuerdo Final y otras iniciativas estratégicas de construcción de paz del territorio.

Esta iniciativa, que tendrá una duración total de 24 meses, busca maximizar las capacidades de las organizaciones de la sociedad civil en los procesos de desarrollo rural y la construcción de paz de sus territorios. Durante el proyecto, se adelantarán tres grandes actividades:

Primero, la consolidación de una red consistirá se en escenario de encuentro y articulación de visiones e intereses de las diferentes organizaciones de la sociedad civil a nivel nacional, regional y local con el propósito de ser agentes del proceso democrático y ejercer una ciudadanía responsable e incidente frente a los procesos de desarrollo rural y construcción de paz 

Segundo, el principal instrumento de la red será una plataforma virtual interactiva de fácil acceso y comprensión, que permitirá a sus miembros y agentes externos contar con información cualificada y estándar de los territorios, de los avances en materia de construcción de paz, material de formación en diferentes temas de la política pública, espacios de discusión y acompañamiento permanente en términos de gestión para la construcción de paz. 

Finalmente, se realizará un acompañamiento continuo a las organizaciones sociales de los municipios de Alto Patía y Norte del Cauca para maximizar sus capacidades de incidencia en los procesos de construcción de paz, a través de herramientas prácticas para el seguimiento y evaluación.

“Esperamos lograr una participacion incidente por parte de las organizaciones sociales, para que cuenten con las habilidades de influenciar el debate público en sus elementos de planificacion, construccion, implementación y seguimiento de los diseños, estrategias y recursos de política pública que inciden en el territorio” puntualizó Penagos.

 

 

  • 1
  • 2